series sobre política

¿Tú también estás haciendo una serie sobre política o sobre terrorismo islámico?

Por LUIS MURILLO ARIAS 

Te levantas por la mañana y pones la radio. Te indignas porque dan la noticia de un nuevo caso de corrupción política con numerosos detenidos en la Operación Púnica.

Te lavas los dientes, te duchas, te aseas… y oh, maldición, no tienes café.

No tienes más remedio que bajar al bar de al lado de tu casa.

Unos parroquianos discuten a voces sobre si el partido de Pablo Iglesias es la solución a los problemas o, si ganara, convertiría España en una dictadura al estilo, dice, de Chávez en Venezuela. La sangre está a punto de llegar al río.

Acabas el café y, antes de pagar, el camarero cambia el canal de la televisión a un debate político con encendidos tertulianos. Uno de ellos, el que se cree más listo, informa del supuesto chantaje de un político a un periodista al que, además, podría haber encargado que unos musculitos le dieran una paliza.

En el metro miras a través del móvil las audiencias de televisión y los mencionados programas de tertulia política cosechan shares insospechados hace unos años cuando todos pasábamos de la política.

Te pones a pensar: el auge de noticias políticas en la televisión, el aumento de las audiencias de los programas políticos, el boom de los nuevos políticos como Pablo Iglesias o Albert Rivera, el apasionante año 2015 lleno de elecciones a cuál más interesante, las conspiraciones, los crímenes políticos…

Hay una idea que merodea tu cabeza pero que tratas de rechazar porque sabes como se las gastan las cadenas en España.

Entonces, llegas a tu casa por la noche y te pones un capítulo de House of Cards

Y sí, todo está ahí.

Y ya si, te atreves a mirarte al espejo y preguntarte…

“¿Por qué no hago una serie dramática política donde se recojan todos los ingredientes que veo a mi alrededor?”

series sobre política

Bien, pues no eres el único al que se le ha ocurrido.

Últimamente no paro de hablar con guionistas que están trabajando en un proyecto de serie política.

Sí, la política está de moda. También entre los guionistas.

Por ejemplo, el guionista Gabi Ochoa mostró a través de Bloguionistas su proyecto de serie política sobre la corrupción en la Comunidad Valenciana, EL BLOQUE. Tiene una pinta estupenda.

O los guionistas Diego Sotelo y David Moreno, junto con el director, Juanma Pachón, grabaron un teaser de una serie política llamada INVENCIBLES.

A continuación podéis ver lo que grabaron.


INVENCIBLES from Invencibles on Vimeo.

En Creamundi, como no, también tenemos nuestro proyecto de serie política. Y no se queda todo ahí. Otros numerosos guionistas han pensado lo mismo que nosotros, pero no vamos a hablar de sus proyectos puestos que ellos no han querido, de momento, hacerlos públicos.

Pero, de momento, las cadenas, ésas que ganan dinero enfrentando a señores gritando en una tertulia o con los analistas más reputados, no quieren hacer una serie sobre política.

Sólo Antena 3 y Bambú, con La Embajada, parece que van a tocar el tema de refilón.

Con que las tramas no se pierdan en los amoríos de unos y otros a los que nos acostumbran determinadas series, eso que habremos ganado.

Eso sí, al frente de ella está uno de los guionistas más reputados del panorama español, Carlos López.

Que fuera también guionista de la gran serie El Príncipe.

Y esto nos lleva al segundo tema, el terrorismo islámico.

La Fiebre de la Yihad

Llevamos oyendo hablar en televisión y medios de comunicación de terrorismo islámico a menudo desde el 11 de septiembre de 2001, pero en los últimos dos años todo ha tomado tintes diferentes. Y esto se debe al auge del denominado Estado Islámico.

Las puestas en escena de sus ejecuciones de periodistas, turistas y cristianos, los numerosos atentados de los últimos meses en Francia y el Norte de África, los europeos que se marchan a Siria a luchar por la Yihad y adiestrarse en técnicas de terrorismo, algunos de ellos sin ninguna ascendencia musulmana…. Todo da aún más miedo que antes.

Y España está en la mirilla de los líderes del Estado Islámico que quieren recuperar Al-Andalus.

Lo vemos cada día en las noticias, en los programas de reporteros, en los documentales, en las series americanas.

Y lo hemos visto en España en una serie de gran éxito como ha sido El Príncipe.

Hasta entonces hubiera sido impensable hacer una serie sobre terrorismo en España.

Parece que, a pesar de los críticos, la ficción española sí que da pasos.

Por eso y porque es un tema extraordinariamente dramático y una fuente de conflictos inmensa, un alto porcentaje de los guionistas españoles también tienen un proyecto sobre la Yihad en España.

Yo, por supuesto, también.

Y me consta que alguno de ellos está siendo, como mínimo, contemplado por alguna de las cadenas.

Moraleja

El guionista debe estar siempre atento a la actualidad y detectar, antes que los demás, cuál va a ser el siguiente tema de interés de los espectadores.

OBTÉN UN DESCUENTO DE 50 DÓLARES EN TU SOFTWARE DE GUIÓN FINAL DRAFT PINCHANDO EN EL SIGUIENTE BANNER Y UTILIZANDO EL CÓDIGO FDAP2015