📣 Próximo curso en streaming: MARKETING PARA GUIONISTAS. Días 27, 28, 29 y 30 de Mayo. Plazas limitadas.

Explorando la diversidad del mundo de las series

En el vasto universo de la televisión, como espectadores tenemos acceso a una infinidad de tipos de series; desde las populares series de prime time hasta las otrora innovadoras webseries, pasando por las aclamadas producciones premium y las clásicas diarias, la televisión ofrece una experiencia para cada gusto y preferencia.

Vamos a explorar algunos de los principales tipos de series que existen, destacando sus características principales y su impacto en el mundo del entretenimiento.

Series de Prime Time

Son aquellas que se emiten en horarios de máxima audiencia, generalmente en las noches entre semana. Suelen ser producciones con un presupuesto más alto y están diseñadas para atraer a una mayor audiencia. Ejemplos clásicos de series de prime time incluyen ‘Friends’ (NBC, 1994-2004), ‘The Simpsons’ (Fox, 1989-Actualidad) y ‘Grey’s Anatomy’ (ABC, 2005-Actualidad). Estas series suelen tener temporadas más largas y episodios de duración estándar, con tramas complejas y personajes bien desarrollados que mantienen a los espectadores interesados semana tras semana.

Series Premium

También conocidas como series de cable o streaming, son producciones de alta calidad que suelen estar disponibles en servicios de suscripción como HBO, Netflix o Prime Video. Estas series a menudo tienen mayor libertad creativa y exploran temas más oscuros y complejos que las producciones de televisión tradicional. Ejemplos notables podrían ser ‘Game of Thrones’ (HBO, 2011-2019) o ‘Breaking Bad’ (AMC, 2008-2013). Suelen ganar premios y elogios de la crítica debido a su innovadora narrativa y su capacidad para desafiar las convenciones del género.

Webseries

Son creadas específicamente para su distribución en línea a través de plataformas como YouTube o Vimeo, y su capacidad para llegar a audiencias nicho con contenido único y fresco. Tienen presupuestos más bajos y episodios de duración variable, lo que permite a los creadores experimentar con una variedad de formatos y géneros. Ejemplos de webseries incluyen ‘The Guild’ (YouTube, 2007-2013), una comedia sobre un grupo de jugadores de videojuegos en línea, y ‘High Maintenance’ (Vimeo 2012-2015 / HBO 2016-2020), que sigue a un repartidor de marihuana en la ciudad de Nueva York.

Series diarias

También conocidas como telenovelas o teleseries, son producciones que se emiten de lunes a viernes con episodios cortos y tramas melodramáticas. Estas series suelen tener una duración limitada y están diseñadas para enganchar a los espectadores con cliffhangers emocionantes y giros inesperados. Algunas de las más conocidas podrían ser ‘Rebelde’ (Canal de las Estrellas, 2004-2006) y ‘Pasión de Gavilanes’ (Telemundo, 2003-2004). A menudo, estas series son populares entre audiencias internacionales y tienen un seguimiento dedicado debido a su naturaleza adictiva y emocionante.

Series Seriales

Pareciendo un trabalenguas, estas series siguen una narrativa continua a lo largo de múltiples episodios o temporadas, desarrollando personajes y tramas de manera progresiva. Estas producciones suelen dejar cliffhangers al final de cada episodio para mantener el interés del espectador y fomentar el binge-watching. Te sonarán ‘Stranger Things’ (Netflix, 2016-Actualidad), ‘Lost’ (ABC, 2004-2010) y ‘The Walking Dead’ (AMC, 2010-2022).

Series Antológicas

Estas series presentan una nueva historia y conjunto de personajes en cada temporada, sin una continuidad narrativa entre ellas. Esto permite a los creadores explorar una variedad de temas y géneros. Ejemplos destacados de series antológicas incluyen ‘American Horror Story’ (FX, 2011-Actualidad) o ‘Black Mirror’ (Channel 4, 2011-2014 / Netflix, 2016-Actualidad). Estas series gustan mucho al público general por las experiencias únicas y frescas que nos hacen vivir en cada nueva temporada.

Series Procedimentales

Nos presentan una trama autoconclusiva en cada episodio, con personajes recurrentes enfrentándose a nuevos casos o situaciones cada semana. Suelen centrarse en géneros como el drama legal, policial o médico, y tienen una estructura predecible que permite a los espectadores sumergirse en episodios individuales sin necesidad de seguir una trama continua. Ejemplos de series procedimentales incluyen ‘Law & Order’ (NBC, 1990-2010) y ‘Castle’ (ABC, 2009-2016). Este tipo es una de las opciones más populares para el entretenimiento ligero y casual.

A fin de cuentas, podemos llegar a una conclusión. La próxima vez que quieras empezar a ver una serie, tienes una infinidad de tipos donde elegir. Y eso es lo que ha hecho que el mundo series se haya convertido en una de las grandes potencias de la industria audiovisual.

¿Cuáles son tus series favoritas?